sábado, 10 de octubre de 2009

Del libro inédito "En Picada"









Llueven pájaros
Azotan las ventanas

Pájaros que son ángeles agobiados

Llueven pájaros
los tejados repiquetean mientras los pájaros
golpean contra el claro de la luna

llueven ángeles
que son pájaros
para hablarnos desde el grito infernal
de su caída

llueven pájaros
saetas
flechas malheridas

Llueven pájaros habitantes desmesurados
de las nubes


Estos pájaros que suelen ser ángeles
lloran este planeta que arderá
quemado por nuestro propio desatino

Estos ángeles que suelen ser pájaros
se llenan la garganta con arena
mientras escupen fuego

Sus palabras son entonces pedernales
que nos golpean desde la arremolinada soledad
de la ceguera

5 comentarios:

Marco Cañizales dijo...

"Sus palabras son entonces pedernales
que nos golpean desde la arremolinada soledad
de la ceguera "

Me encanta, verdaderamente me encanta. Ojalá no ceguemos y se pueda traducir a miles de lenguas más porque es bellísimo.

Un abrazo,

Arabella dijo...

Gracias, amigo mío!
Un abrazo desde la palabra

horasprivadas dijo...

Me gustan las imágenes que provoca. :)

alexmolina dijo...

tiene música...canto a los oídos... bello!

José Alejandro Arce dijo...

Texto apocaliptico, si los hay. felicitaciones